Skip to content

Ciudad varada

01/09/2015

 

IMG_20150123_185538

 

Algunos días no recuerdo haberlos vivido.

Á.Gabilondo

 

 

Zamora, mi  Zamora,  es como una ciudad varada.

Preciosa, pero envuelta en un aire medieval que inquieta y atrae a la vez.

 

Fotografía: F.Sánchez

 

 

Lento amanecer

31/08/2015

 

 

 

 

 

Sentía.

Subía por su pecho una dulzura tibia que estremecía sus huesos.

Un dulzor caliente se abría paso entre sus venas y llegaba a sus labios llenándolos de vida.

La tierra entera vibraba llena de luz,  y en el cielo temblaban ilusiones muertas hacía siglos.

Era feliz y sentía.

En el lento amanecer de sus recuerdos se hacía de nuevo la luz,  y era de día.

Vivía.

 

Imagen: fotografía de Chema Madoz

Como un coche perdido entre la lluvia

18/08/2015

 

 

La memoria es el mejor escritor del tiempo.

Á. Gabilondo

 

 

El presente es un coche en medio de la lluvia. Un día gris sin horizonte,  cercado por la nostalgia. Las nubes abrazan el paisaje y atenazan su alma.

Avanzaba el día y, como entre sueños, se sucedía la vida.

Una funcionaria áspera, calles desconocidas, informes confusos, papeles fríos…

El pasado le duele dentro, pero el futuro llama. Empuja con prisa.

Es preciso seguir, andar, no parar nunca.

El presente es húmedo y desapacible y lo siente muy hondo. Allá en el fondo de su alma, acecha un frío áspero, un temblor tenue y persistente ante el futuro que llega.

La vida es así: como un coche perdido entre la lluvia.

Allá lejos, las montañas.

 

 

 

Paradojas

16/08/2015

 

 

Otra vez la piedra en el estanque. Un segundo de impacto y una sucesión de ondas.

Otra vez la expansión de la tristeza.

Otra vez el sabor metálico en la boca.

Sintió la tenaza en el alma,  que se revolvió herida.

Paradojas de la vida.

Aquel día se despertó con la madurez a cuestas. Pero aún le quedaba la esperanza aleteante de la adolescencia.

 

Imagen: Historia de un caballito rojo. Xurxo Gómez-Chao

Vilanos

15/08/2015

Tudo vale a pena

Si a alma nao é pequena.

Fernando Pessoa

Allí estaba. Su mesa solitaria. Frente al mar. En un café pequeño.

El recuerdo del poeta sirve ahora de reclamo para turistas.

¡Cuántas horas, días, meses, años! Escribiendo en soledad, sin esperanza.

Pero valió la pena. Todo vale la pena…

Sentada frente al elevador modernista de santa Justa, siento paz en el alma.

Vía Áurea.

Entre Lisboa y el Tajo que se abraza al mar.

Tarde increíble de primavera.

Como quizá otra tarde en la que Pessoa escribía y miraba al mar salado.

Salado con lágrimas de Portugal.

Alrededor, ligeros, juguetones, revolotean al viento los vilanos.

Siempre aquí y allá. Como las vidas, como las lágrimas y las alegrías.

Pasan los días, los meses, los años.

Permanecen las palabras. Y los sentimientos.

Fotografía: mesa de Pessoa en el Café Martinho da Arcada. Lisboa.

Porque el camino es largo

13/08/2015

La soledad no se deja decir.

Á. Gabilondo

Nacer le duele al hijo, que rompe con desgarro el cordón que lo une a la madre. Y abandona el lecho cálido en el que flotaba libre.

Más tarde, duele a la madre romper el cordón que la une al ser que se ha hecho adulto.

 

Duele siempre romper. Nacer siempre duele.

Crecer supone desgarro. Ser supone quebranto.

Porque romper significa aprender a estar solo. Ser arrancado de lo cálido.

Afrontar el comienzo

otra vez. Una vez más.

 

Siempre naciendo. Siempre empezando. Siempre aprendiendo.

Porque el camino es largo.

Imagen: pintura de Deborah Scott. Stalemate, 2009

Estrellas

12/08/2015

Nos pasamos la vida tratando de aprender a vivirla.

Ángel Gabilondo

Al final, la felicidad era una noche tibia del lento verano. En el corazón profundo de Castilla.

Tumbada sobre el asfalto caliente de una carretera sin coches.

Era escuchar la voz del abuelo o del padre que relataban historias. Era sentir cómo dibujaban con palabras otras vidas.

Y mirar cómo estallaba allí arriba, tan lejos y tan cerca, un maravilloso cielo plagado de estrellas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores