Skip to content

Paz y árboles

03/02/2017

paloma_denip-copia

 

 

La casualidad de las celebraciones ha unido la paz a los árboles.

El 30 de enero se celebró el Día Mundial Escolar por la Paz. Fue propuesto  en 1964 por el educador, poeta y pacifista mallorquín Llorenç Vidal, y la ONU lo refrendó en los 90. Recuerda la muerte violenta de Gandhi, el líder del pacifismo. Y pretende sembrar

una semilla de no-violencia y paz depositada en la mente y en el corazón subconsciente de los educandos y, a través de éstos, en la sociedad.

Nunca como ahora ha estado tan gastada y borrosa la palabra paz. Un hermoso término en su sonoridad y su significado que parece tener efectos balsámicos en quien la escucha. Pero, como afirmaba el corrosivo Ambrose Bierce:

La paz es sólo un engaño entre dos guerras.

La especie humana parece mancharlo todo con un polvo de odio. Periódicos y televisiones escupen imágenes de niños destrozados, hambrientos, moribundos, que nos enfrentan cada día con la sangrienta realidad de la guerra, las desigualdades y el hambre.

Y las playas del Mediterráneo arrojan pequeños cadáveres que sólo golpean nuestra adormecida sensibilidad de modo puntual y que se olvidan rápidamente. Pequeños cuerpos que mueren huyendo del horror que mentes enfermas, como los actuales gobernantes de EE UU, les achaca.

Porque la primera víctima de la guerra es la infancia. Su futuro salta dinamitado por la maldad de los adultos. La guerra sólo es buena para la economía de algunos que suelen estar siempre lejos del lugar de la violencia.

Y los que huyen de ellas están amparados por leyes internacionales que les dan derecho a refugio. El decreto infame de Trump es otra vuelta de tuerca de la actitud pacata de una UE que mira a otro lado y vende en un vergonzoso pacto con Turquía las vidas humanas de los refugiados. El ser humano parece haber perdido todo rastro de humanidad y debería hasta cambiar de nombre para no manchar la palabra Humanidad.

Guerras lejanas y otras más cercanas. Violencia en las calles, hijos contra padres, padres contra hijos, maridos contra mujeres, alumnos contra profesores, terror frente a cordura. Insultos contra el diálogo.

Ahora más que nunca la escuela debe servir de crisol de culturas. Sembrar la paz y la convivencia frente a la guerra y la agresión. Ayudar a resolver conflictos, abrir mentes con el saber y acercar a las personas. Formar soñadores que piensen y pensadores que sueñen, como dice Ignacio Ramonet.

La palabra contra las balas. La razón contra las bombas. La cultura frente a la ignorancia. Los derechos humanos frente al racismo y la xenofobia.

arbol-647x408

Además, el 31 de enero  se celebra en el País Valenciano el Día del Árbol. A nivel mundial, se celebra en diferentes fechas. Según el país, se elige un día que sea propicio para que los árboles arraiguen según sus condiciones naturales.

Y hoy, cielo y tierra parecen enfermos. Árboles y ríos en peligro. Las guerras económicas están acabando con estos guardianes del planeta.

deforestacion-1

712576c00

 

 

 

 

 

 

 

 

También la paz natural está amenazada. Agotar los recursos naturales es la vía para acabar con los derechos humanos. Talar árboles es talar vida. La Tierra puede convertirse en un desierto superpoblado en el que las guerras serán por el agua potable y no por el petróleo.

La Tierra es de nuestros hijos, que la habitarán mañana. Nosotros sólo la tenemos en usufructo. No podemos condenarlos a un mundo inhóspito, destruyéndola.

post-sembrar-para-el-futuro-deforestacion

Paz y árboles, dos hermosas palabras que es necesario sembrar en los escolares de hoy, futuros ciudadanos del siglo XXI, en los días finales de este desapacible enero.

En un enero aciago en el que parece que la cordura más elemental ha desaparecido y el caos de derechos, medioambiental, humanitario, de igualdad y simplemente de justicia amenaza con arrasarnos.

No lo permitamos. Sembremos la semilla de la paz, la tolerancia, la igualdad y la solidaridad en nuestro alumnado.

 

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: