Skip to content

Porque el camino es largo

13/08/2015

La soledad no se deja decir.

Á. Gabilondo

Nacer le duele al hijo, que rompe con desgarro el cordón que lo une a la madre. Y abandona el lecho cálido en el que flotaba libre.

Más tarde, duele a la madre romper el cordón que la une al ser que se ha hecho adulto.

 

Duele siempre romper. Nacer siempre duele.

Crecer supone desgarro. Ser supone quebranto.

Porque romper significa aprender a estar solo. Ser arrancado de lo cálido.

Afrontar el comienzo

otra vez. Una vez más.

 

Siempre naciendo. Siempre empezando. Siempre aprendiendo.

Porque el camino es largo.

Imagen: pintura de Deborah Scott. Stalemate, 2009

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: