Skip to content

Estrellas

12/08/2015

Nos pasamos la vida tratando de aprender a vivirla.

Ángel Gabilondo

Al final, la felicidad era una noche tibia del lento verano. En el corazón profundo de Castilla.

Tumbada sobre el asfalto caliente de una carretera sin coches.

Era escuchar la voz del abuelo o del padre que relataban historias. Era sentir cómo dibujaban con palabras otras vidas.

Y mirar cómo estallaba allí arriba, tan lejos y tan cerca, un maravilloso cielo plagado de estrellas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: