Skip to content

Ya no soportamos más vergüenza

07/05/2015

Ante las demoledoras revelaciones de la semana pasada sobre la presunta trama de la Diputación de Valencia y su presidente, Alfonso Rus, recordé las palabras del poeta Yevtushenko:

Llegará un día en que nuestros hijos, llenos de vergüenza, recordarán estos días extraños en los que la honestidad más simple era calificada de coraje.

Porque es muy duro escuchar a un gobernante contar billetes en un coche mientras los valencianos sufren recortes, paro, pobreza, desahucios y largas esperas cuando están enfermos.

Duele saber que, presuntamente, los elegidos para gestionar el dinero público habían organizado una red para saquear dinero de nuestros impuestos y llevarlo a su bolsillo en vez de a los servicios sociales.

Sospechábamos que las instituciones valencianas estaban podridas, pero ahora la sospecha se materializa en conversaciones ofensivas.

Sabemos que los gobernantes de esta Comunidad han fallado estrepitosamente y que hasta han sido multados por Europa por mentir y ocultar el déficit.

Como han fallado también a nivel estatal. Porque no pueden alegar ignorancia quienes los han amparado, defendido y apoyado hasta ayer mismo, como Mariano Rajoy.

La endogamia partidista ha permitido que se oculten conductas execrables, y son culpables por omisión. Todo político que se aparta de la moral es un mal político. Y también quien lo ampara.

El director de campaña del PP afirma cínicamente que esto no les pasará factura en las próximas elecciones. Y pienso que se equivoca.

Ignorar el dolor ajeno no sale gratis. Dolor que ya está muy por encima de nuestras posibilidades de aguante. Acorralar y despreciar a un pueblo no trae buenas consecuencias nunca.

Porque ellos sí nos abochornan, ellos nos han convertido en autonomía líder en corrupción. Valencia ocupa lugar destacado en la ignominia nacional. Esta sociedad ya no soporta más vergüenza.

Dudo mucho que siga votando a políticos que la han insultado como Rus, que la han dejado sin televisión pública en su lengua y lideran recortes educativos, como Fabra.

Necesitamos decirles que ya basta. Necesitamos exigir decencia y honradez. Hacer oír nuestra voz y nuestro voto en las próximas elecciones. Decirles que estamos hartos de campañas electorales que recuerdan a los malos estudiantes, que sólo trabajan días antes del examen. Hay que castigar y denunciar su indecencia.

Demostrar que no somos cómplices de hechos, que no son casos aislados, sino marca de un estilo de gobernar nefasto por parte del Partido Popular.

Y los culpables son las personas indignas que ocupan y manchan las instituciones. Los politicastros que han destruido la política como arte del bien común y ética de lo colectivo. El Partido Popular está podrido desde sus orígenes, como han demostrado los papeles de su tesorero Naseiro.

La ciudadanía tiene derechos y también obligaciones. No basta conocer el bien para ser buena persona. Hay que tener voluntad de llevarlo a la práctica, denunciar a quien atenta contra él y nunca apoyar con el voto a quien destruye la democracia.

Porque estas personas que no sirven al bien colectivo son antidemócratas. Auténticos granujas que se burlan de nosotros.

Si la política favorece a los amigos más allá de la ética y la justicia, se comporta como una mafia y se convierte en politiquería. La esencia de la corrupción lo impregna todo y ya apesta.

Da la sensación de que nos desprecian y se burlan de nosotros, envueltos en esa prepotencia que sólo viene de su falta de conexión con la realidad. Este país se desangra, y los que tienen la obligación de salvarlo lo han saqueado.

Necesitamos políticos que alivien nuestro dolor, que sufran con nosotros y sientan el clamor de los desprotegidos.

Estamos hartos de que nos mientan e insulten cuando nos venden una recuperación falsa que sólo busca arañar votos en las próximas elecciones.

Caminaremos con la nariz tapada, pero con los ojos abiertos y los oídos atentos.

Y sobre todo miraremos de frente a la decencia. Nunca miraremos a otro lado a la hora de emitir nuestro voto. Para no ser cómplices.

Imagen: Fotografís de Chema Madoz

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: