Skip to content

Viajes

13/07/2014

 

Al observar las inmensas caravanas de vehículos que llenan las carreteras ardientes todos los julios de cada año, me pregunto qué buscamos en esa huida masiva. ¿De qué escapamos sin temer quedar atrapados en el bochorno inmisericorde de un mediodía de verano?

            “No viajo por ir a ninguna parte, sino por irme”

decía Stevenson.

Durante todo el año soñamos con la libertad perdida, sin horarios, en la que recuperar deseos, sueños escondidos y  esperanzas fallidas.

El hastío de la rutina frustrante de la ciudad deshumanizada, en la que los seres son sólo un engranaje más de la máquina, nos empuja al éxodo masivo.

Sin que importe la trampa asfixiante del camino. Al final nos espera la libertad soñada.

          Cuando uno se desplaza no hace más que viajar en pos de su propia naturaleza incomprendida.

escribía Kafka.

Viajar es soñar con ser libre, con escapar de nuestra cárcel cotidiana. Pero el auténtico viajero no es el que se conforma con la huida, es aquel que no sale indemne de su viaje. Porque se transforma y nunca volverá a ser el mismo. Como le ocurrió al viajero Ulises y al viajero D. Quijote.

La simple mirada al mundo cotidiano, la rutina, no puede calmar la sed de descubrimiento inherente al ser humano. La vida misma  es un viaje en el que el encuentro con otros seres nos permite conocernos y reconocernos en la diferencia.

Pero viajar es tan necesario como imposible a veces. Y más en épocas de penuria económica.

 Hay, sin embargo, un modo de volar sin caravanas ni calores, sin equipaje y sin billete: el libro.

La lectura es el viaje de los que no pueden tomar el tren.

Un libro nos ayuda a escapar, a vivir otros mundos. A entenderlos y entendernos. A conocer y conocernos.

En la lectura, se gesta un modo de ser ciudadano de un mundo sin fronteras del que nadie está excluido nunca.

Además, cada lector vuelve renovado del camino, porque el libro es un viaje a los misterios de la palabra y al interior del alma humana del que no se sale nunca indemne.

 En versos estremecedores, Derek Walcott narra así el comienzo del viaje transformador de Ulises:

Al final de estas palabras comenzará a llover

La llovizna se tensa como las cuerdas de un arpa

un hombre con los ojos nublados recoge la lluvia…

Y arranca el primer verso de la Odisea.

La hermosura sublime de la promesa no puede ser más clara. Nos espera toda la novedad del infinito, y el premio será el conocimiento y la belleza. También el sufrimiento, y la duda, y la esperanza. Porque no hay alegría sin tristeza, ni certeza sin dudas, ni camino sin encrucijadas.

En esta agencia de viajes no hay listas de espera ni perversas sobreventas, ni molestias de equipaje. El camino lo trazamos nosotros mismos. Decidimos las escalas, los hoteles, las rutas. Somos libres para detenernos o avanzar, volver atrás o continuar. Hasta podemos anular la reserva sin penalización alguna.

El libro esperará pacientemente otra ocasión mejor para ofrecer su viaje. Quizá no sea esa la época adecuada para recorrer sus páginas.

Si, como decía Voltaire, hay que viajar para desengañarse de mil tonterías, también hay que leer para no ser esclavos.

Para no dejarse llevar por lo que dicen o callan. Para decidir con libertad lo que queremos.

Como escribe, con su lucidez acostumbrada, Ángel Gabilondo:

Elegir leer, es elegir elegir. Ser lector es ser elector.

Libertad, responsabilidad… Palabras que permiten respirar y que hoy, por desgracia, también están amenazadas.

En verano, siempre encontraremos el tiempo que nos falta para recorrer el camino que elijamos.

Para viajar en  libro.

Para ser libres realizando lo que siempre soñamos. Para no huir de nosotros mismos. Para no salir indemnes del viaje, sino  más sabios, más conscientes y responsables.

Feliz verano lector.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: