Skip to content

Diez años del 11-M. Insidias, mentiras e infamia

13/03/2014

Hace 10 años, un 11 de marzo, el terrorismo fanático yihadista acabó con la vida de 192 personas. Y el dolor heló el corazón del país entero.

Su símbolo fue una mujer de luto riguroso, rota por el terrible desgarro que produce la muerte de un hijo, Pilar Manjón. De palabra elocuente y acerada serenidad, denunció ante los diputados la miseria de algunas actitudes ante hechos infames por parte de sus señorías.

Foto: GORKA LEJARCEGI

El territorio del duelo es sagrado, pero lo han profanado algunos miserables desde el mismo día en que el pueblo español votó, días después, apartar del gobierno al Partido Popular por mentirnos. Nunca se lo han perdonado a los españoles, a los que siempre acusan de estar manipulados cuando votan a la izquierda.

Y mucho menos, a la señora Pilar Manjón.

Desde entonces respiran por la herida del rencor y tejen una tela de araña maléfica que pretende acabar con la justicia, la verdad y la decencia. Y lo hacen los que presumen de cristianos, los que alardean de valores y los que dan cada día lecciones de moral a los laicos. No estaría mal que repasaran lo que dice Cristo de los fariseos en el Evangelio.

Apoyados por el periódico El Mundo, con sus insidias sin límite ni contraste, se han dedicado a insultar a las víctimas que no compartían su delirante teoría sobre la autoría de ETA.

Y estos días, en ese mismo periódico que ensucia el periodismo, Jiménez Losantos se atreve a seguir manipulando, insultando el dolor en el aniversario de la tragedia.

Ya han sido condenados a indemnizar a una víctima del atentado por ofensas. Pero siguen.

También el Partido Popular alentó la teoría de la conspiración con hasta 400 preguntas parlamentarias tan absurdas que bordeaban la obstrucción a la justicia.

A pesar de todo, hubo un juicio ejemplar en el que se demostró que no había sido ETA. Y ha habido sentencias firmes de hasta 14 jueces diferentes, ratificadas por el Supremo.

Deberíamos estar orgullosos de ser un país capaz de condenar a 21 terroristas con todas las garantías jurídicas. Deberíamos dar las gracias a policías e investigadores que cumplieron ejemplarmente su tarea en vez de permitir el linchamiento público de inspectores que han sufrido un calvario inenarrable. Incluido el suicidio de familiares por la presión.

Pero la ultraderecha mediática, integrada, tolerada y alentada por el Partido Popular y la televisión de los obispos,  hace mucho ruido. Fueron y son generosamente subvencionados y se convierten en asociaciones sucursales del partido. Punta de lanza en manifestaciones contra la izquierda.

El dolor no tiene ideología y sólo una mente perversa puede aprovecharlo, manipularlo en su favor.

Este año, algunos miembros del Gobierno han rectificado tímidamente. Algunos periodistas han pedido perdón.

No lo ha hecho Cospedal que vuelve a abrir heridas de sospecha cuando ella misma asistió en primera fila, como Subsecretaria de Interior, a las pruebas que apuntaban al yihadismo.

Triste país este en el que algunas madres que han perdido a sus hijos deben soportar insultos obscenos, abandono e infamias sólo por ser valientes.

Monumento a las víctimas del 11-M en la estación de El Pozo

Lamentable país este en el que periódicos, televisiones ultra y cargos públicos ofenden impunemente a ciudadanos y víctimas.

Obsceno país este en el que gobernantes como Cospedal y el Presidente de la Comunidad de Madrid se echan más sal en las heridas y generan sombra en la ya maltrecha justicia.

Algunos miserables desalmados no desean que se cierren las heridas de aquel día. Los deseos de paz y convivencia son ahogados por fanáticos crueles que ponen el poder por delante de la decencia y de la piedad cristiana de la que alardean, pero que no practican.

Aunque este aniversario se ha escenificado una presunta unión, han seguido dividiendo a los muertos. Los no católicos quedan fuera de la misa de funeral celebrada.

Misa en la que el cardenal Rouco ha vuelto a traicionar el Evangelio.

Podría haber sido año de reconciliación, de ceremonia integradora y laica en la que todos estuvieran representados.

Año de pedir perdón por tanta mentira e insidias. Año de reparar ofensas, de reconocer errores, de pedir cuentas a periodistas indignos como P. J. Ramírez con quien Évole fue tan suave que pasó de puntillas por su vileza en este tema.

No ha sido así. Y no es casualidad que esté en el poder la misma derecha. La que corta las alas a la esperanza.

Esta derecha que niega a algunas víctimas consideradas de segunda, sean de la Guerra Civil o del 11-M, la reparación, el descanso y la justicia.

Una historia verdaderamente infame.

2 comentarios leave one →
  1. 13/03/2014 21:21

    Entre tus palabras, me he acordado de un documental hecho hace años. Pamplona, nuestra Iruñea, vivió de una forma propia aquellos días.

    Yo no recuerdo con claridad lo que pasó, vi o sentí (sé que lo comentamos en clase, en la escuela primaria), pero sí veo, siento, cómo se conmemoran en mi entorno aquellos días, año tras otro. Supongo que cada pueblo, cada casa tendrá sus propios recuerdos y sus propias consecuencias de aquello, como veo que también la apolítica de esto a lo que llaman estado democrático las tiene.

    Espero que saques un rato y consigas aprender algo porque, por desgracia, el pasado no podemos cambiarlo. Gracias por atreverte a escribir verdades, es siempre necesario.

    muxu bat

    Me gusta

    • 14/03/2014 10:34

      Gracias por el documento.

      Sólo una actitud crítica y vigilante puede salvarnos de tanta manipulación interesada. Y eso se consigue con información contrastada.

      Gracias por tus palabras y por seguir escribiendo desde la crítica y la lucidez. No dejes de hacerlo nunca. Nos hacen mucha falta jóvenes como tú.

      Besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: