Skip to content

La educación es un derecho no privilegio de unos pocos

08/05/2013

Resulta triste tener que volver a hablar de fracaso de una ley educativa. La séptima ya, en democracia. Duele comprobar que no aprendemos. Que la enseñanza sigue prisionera del partidismo intolerable y las creencias católicas.

La educación de un país es tan importante que debería ser asunto de estado. Porque no hay país libre que no sea un país culto. No hay democracia que no cuide a sus jóvenes que son la garantía de futuro. No hay gobernante tan poco inteligente que sea capaz de segar el mañana impidiendo el acceso de sus ciudadanos a la escuela.

Pero en este país aún no hemos hecho la revolución del conocimiento. No hemos sabido invertir en educación que es la llave del mañana.

El ladrillo ha propiciado corrupción, ha arrasado la ética, ha destruido la política limpia, ha enfermado a las instituciones… Y, tras esta estafa disfrazada de crisis, el espejo nos devuelve una imagen desoladora.

Ya ni siquiera nos dejan la esperanza del futuro. Porque esta ley acabará con la escuela pública tal y como la conocemos hoy. Volveremos más de 30 años atrás.

El ministro Wert, ha estado sordo y ciego durante meses ante el clamor de la comunidad educativa. No mudo, porque su palabra altiva y soberbia ha encendido debates manipulados para esconder la realidad que buscaba: hacer negocio con algo tan esencial como la educación de nuestros hijos.

La ley nace sin dotación presupuestaria. Además, se reducirán otros 7.000 millones hasta 2016 en educación. Justo lo que nos cuesta cada año la Iglesia. Está clara su jugada.

No culpen a Bruselas, ni a los mercados, se trata de una decisión política del Gobierno neoconservador de Rajoy dominado por la jerarquía eclesiástica que acomete ya, sin tapujos, el mayor ataque regresivo a la enseñanza pública.

La educación será menos humanista y más economicista. En una época en la que los valores humanos son esenciales y la economía ha fracasado estrepitosamente.

Será menos plural y más confesional. La Religión obligatoria, se pagará con dinero público. La catequesis privada seguirá confundiendo a Dios y al César. Y las lenguas minoritarias se verán relegadas en una táctica perversa de eliminación progresiva.

En épocas de degradación moral, de ética dudosa y de corruptelas varias, los alumnos se verán privados de asignaturas como Ética o Educación para la Ciudadanía que enseñan valores colectivos y derechos humanos, no creencias privadas.

Pero el pacto secreto con los obispos manda. Como manda su imposición de más recursos a una escuela concertada que está mayoritariamente en sus manos y que ve aumentados sus conciertos, sus subvenciones, sus privilegios de elección de alumnos, su segregación por sexo, su burbuja clasista.

No hay libertad sin igualdad. Y la mayoría de la ciudadanía no es libre para elegir.

Porque la única escuela de todos es la pública, la que debe por justicia recibir el dinero público y no como ocurre en Valencia, donde la mitad de los recursos se van a colegios religiosos del Opus.

Mientras sufragamos sus creencias, los techos de nuestros colegios se hunden, los suelos se abren en socavones vergonzosos y nuestros niños deben sufrir los fríos, los calores y las goteras de los barracones para pagar la enseñanza de los que podrían pagársela con creces.

La ley Wert acabará con la equidad ejemplar de la red española que alababa el informe PISA y confirma la OCDE, y que ellos, tan liberales, se han encargado de ocultar.

Resaltar deficiencias educativas no tenía como fin subsanarlas, sino derribar los pilares de una enseñanza que empezaba a conseguir sus frutos y, a la vez, difamarla. Porque la educación se plantea a 25 años vista y nunca se ha dejado crecer en este país cainita. La siegan los fundamentalismos religiosos, el poder del dinero, el negocio de unos pocos.

El abandono escolar temprano no es fracaso escolar, sino fracaso de una sociedad que vendía dinero fácil del ladrillo a jóvenes sin estudios y que ahora los abandona en el paro.

No ha fracasado la escuela pública que ha corregido desigualdades, ha navegado en las peores condiciones y ha formado a la mejor generación en democracia. Ha fracasado la ideología neoconservadora del dios dinero, de la esclavitud laboral y de la corrupción. La misma de los que ahora nos imponen sin diálogo esta ley.

Una ley que expulsará a los débiles del sistema. Así no habrá “fracaso”. Pero habrá fracasado la sociedad entera.

Mañana, padres, alumnos y profesores están convocados a una huelga general por la educación pública. Nunca una protesta ha sido tan necesaria. Porque la educación es un derecho y no un privilegio de quienes pueden pagársela.

El futuro de todos peligra en favor de los pocos de siempre. La educación no será, si no es pública, bien dotada y gestionada, laica y plural. Democrática.

Lo demás sólo son palabras vacías y burda manipulación.

Imágenes:Denis Dubois  

Tommy Ingberg,  Army

Vladimir Kush,  Bogando en la corriente

Publicada la entrada, me llega este emocionante vídeo realizado por alumnos del colegio público Vicente Ferrer de Valderrobres (Teruel) en defensa de la escuela pública. Hay esperanza.

 

6 comentarios leave one →
  1. 09/05/2013 0:45

    Una altra vegada, sortim al carrer. En catalán, en castellano, en euskara…, aquí y allá. Porque la educación pública nos ha hecho creer en ella y querer luchar por conservarla. Aurrera hezkuntza publikoa!

    Me gusta

    • 09/05/2013 8:41

      Y otra, y otra…Y todas las que haga falta. Porque la educación pública es la de todos y porque forma alumnos solidarios y comprometidos que, como tú, la respetan porque la conocen.

      Porque nunca podrán amordazar el pensamiento libre, aunque lo intenten. Ni la pluralidad lingüística, que sólo nos enriquece. Aurrera hezkuntza publikoa! Endavant sempre l’ensenyament públic!

      Me gusta

  2. 16/05/2013 22:21

    Genial, como siempre, tu análisis. Estuvimos a punto de conseguir que la educación fuera un derecho y no un privilegio, como le gusta a la derecha Española, pero en dos años de gobierno de Rajoy hemos retrocedido cuarenta y nos costará mucho más volver al momento en el que estábamos antes de que la caverna se hiciera con el poder. Parece que mañana se aprueba la LOMCE, un hecho dramático, como no tardaremos en comprobar.
    Un saludo.

    Me gusta

    • 17/05/2013 10:38

      Parece que sí. Como nos temíamos, el aplazamiento fue sólo para ganar tiempo y alejarse de la huelga. Como en los condenados a muerte…
      Esta sociedad se dará cuenta tarde, como siempre, del desastre que se avecina. Ánimo y fuerza para enderezar este entuerto, que siempre los profesores hemos sabido capear los temporales. Eso sí, dejando jirones del alma y la piel en el intento.
      Un abrazo.

      Me gusta

  3. 17/05/2013 9:31

    Agustina actualizate un poco y sé más rigurosa, ya que en la LOMCE, la religión no es obligatoria; sigue siendo opcional.
    Salu2

    Me gusta

    • 17/05/2013 10:12

      Intentaré no ser tan altiva como usted y evitar dar lecciones usando el imperativo. Procuro estar actualizada y no puedo evitar equivocarme. Pero, en este caso, creo que no lo estoy.

      La religión, católica por supuesto, se hace obligatoria en el momento en que se recupera el valor académico de una alternativa que se impone a los alumnos que no la eligen.Los discriminados son los que se ven obligados a cursar esa asignatura porque otros eligen religión en un Estado, en teoría, aconfesional. La Constitución no dice en ningún momento que deba enseñarse una religión en las escuelas, sino que habla de “garantizar” educación religiosa a los padres que lo deseen.(Art.27.3) Garantizar, subvencionar y obligar sólo se parecen en que son verbos de la primera conjugación. Pero algunos los identifican.

      La jerarquía aún quiere ir más allá e imponer que sea computable en el expediente. Creo firmemente que el mayor respeto por las creencias, sean las que sean, es separarlas de la escuela. A Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César.

      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: