Skip to content

Días

01/01/2013

***

Un día, comprendió que algunos errores iniciales no tienen enmienda.

Recordó a Sábato. La vida se escribe en borrador y no es posible pasarla a limpio. Tampoco, corregirla.

Pero también entendió, ese mismo día, que el remordimiento no sirve. Sólo agota.

Como la mordedura de un perro en una piedra. 

Nietzsche hubiera sonreído. Una tontería.

Imagen: Pintura de Hsin-Yao Tseng

2 comentarios leave one →
  1. arantxa permalink
    01/01/2013 10:46

    Y aún con todo, la belleza de lo imperfecto, el mejor aprendizaje. Feliç any nou i feliç vida per tu i per tots els teus, que la teva veu continue sentint-se, continue despertant a uns i altres.

    Me gusta

    • 06/01/2013 10:13

      Sí. La perfección, además de no existir, asusta un poco. Aprendemos a tientas. De los errores que nos hacen humanos. Diferentes, únicos, cambiantes, vivos. Nuevos.

      Con retraso, porque he desconectado unos días de todo lo electrónico, te deseo también lo mejor en el nuevo año. Y te agradezco siempre tus amables palabras y tus ánimos. Seguiremos.

      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: