Skip to content

El peligro es la exclusión y la ignorancia

13/12/2012

 Manipulación Raquel Martin

Cuando estos días veía al país entero ocupado en las provocaciones del ministro Wert, redes sociales incendiadas por sus frases de relumbrón, sentimientos a flor de piel prestos a chocar, pensaba en la primera de las técnicas de manipulación de Noam Chomsky:

Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, sin ningún tiempo para pensar.

Y la estrategia de distracción ha funcionado. Porque el ministro-toro es en realidad el torero que ha burlado con su faena al país entero. Todo muy español, muy taurino, muy adecuado al regreso a tiempos negros que nunca se han ido.

La gravísima guerra lingüística y la asignatura de Religión han conseguido acaparar la atención. Pero detrás de ese adoctrinamiento intolerable está el estoque de muerte que pretende acabar con la escuela pública, la educación de todos y la democracia endeble que habíamos conseguido.

Los mismos que no quieren que se hablen otras lenguas, quieren evitar que se piense, decía Ovidi Montllor.

Se trata de segar las raíces de una escuela inclusiva, democrática, laica. Venderla, sin complejos, a dos poderes que siempre la han codiciado: el dinero y los obispos.

Disfrazado de urgencia económica, está en marcha un gravísimo ataque contra la educación, a la que la Ley Wert reduce a simple “motor económico”. Un vivero de seres que nutrirán la máquina del dinero mañana.

Deja de ser derecho universal y público para ser “un servicio” de agentes privados y fuente de “ventajas materiales” de unos pocos. La segregación temprana de alumnos consagrará la escuela de ricos frente a la de pobres. La primera nutrirá las élites, la segunda será semillero de trabajadores precarios.

El franquismo eliminó las reválidas en los años 70 porque “impedían el acceso a la educación”. Wert las resucita hasta en Primaria.

El dinero sabe que esta situación es injusta. Y para que no se entienda, elimina asignaturas como Ética, Filosofía o lenguas clásicas. Porque las Humanidades enseñan a pensar y a no aceptar sumisos la exclusión y la injusticia. La ciencia sin humanidad puede conducir a la barbarie.

Se trata de impedir que el 99% sea consciente del desastre, capaz de rebelarse, de razonar. Mejor embrutecerlo, darle entretenimiento, señuelos falsos que calmen su desazón.

Una ofensiva para acabar con el pensamiento libre.

Berlusconi lo resumió con su habitual desparpajo: Inglés, Internet y Empresa. Nada más es necesario en la escuela.

Una escuela restringida. Porque la gratuidad sólo se garantiza en la etapa obligatoria. Beneficencia en la pública y trasvase a la privada concertada. Se les regala suelo, bachilleres, beneficios, privilegios. La patronal religiosa es la vencedora.

Los acuerdos con los obispos se han hecho de tapadillo. La jerarquía ha cambiado las manifestaciones en la calle por los despachos. Y ha salido reforzada.

Tiene lo que buscaba desde que se instauró la democracia. Púlpitos en cada aula, pagados con los impuestos de todos. Formación fundamentalista de los llamados a regir el país. Nacionalcatolicismo.

 Los directores de centros serán comisarios políticos nombrados por la Administración y hasta podrán elegir profesores. Peligra la libertad de cátedra.

También la Universidad se manifestó el lunes, aterrada por el recorte del 80% en investigación. Lo que nos condenará ser un país subdesarrollado. Sin futuro. Mero servidor de los países ricos.

Es tanto lo que está en juego, tan fatal, que faltan muchas voces que denuncien lo que nos muestran y lo que quieren ocultarnos.

Porque educar es salvar vidas de la exclusión, no es enseñar conformismo. Porque, hoy, la tarea educativa es la más desafiadora de la actividad política. El derecho a la educación es tan esencial como el derecho al aire.

Porque para ellos, como para el franquismo, enseñar a pensar es peligroso. No les interesa que entendamos sus desmanes. Nos quieren dóciles, ignorantes y resignados.

No se lo permitamos.

Dibujo:Raquel Martín

9 comentarios leave one →
  1. 13/12/2012 12:57

    Buenos días, Agustina.

    Voy a ponerme al día con tu blog, por ahora te comento esta última entrada que es la más me merece atención por la inconsistente situación educativa que estamos viviendo. Toda esta “ideología” arcaica y retrograda me hace pensar que estamos retrocediendo en vez de avanzando. Que una persona como en ministro Wert esté a la cabeza de un Ministerio como el de Educación es una burla a la mismísima educación. Debemos de alzar una bandera en la que nuestro mástil sea la cultura y nuestros colores la educación para demostrar a estas personas que sin educación se puede caer en la ignorancia y, por ende, en los movimientos gregarios de los síes y los noes a toda pregunta, sin tener juicio propio.

    Como siempre, Agustina, una magnífica entrada…

    Saludos!!

    Me gusta

    • 13/12/2012 19:01

      Me alegra verte por aquí de nuevo. Sí, retrocedemos. Y destruir suele ser más rápido que construir. Los resultados de la educación son lentos, a largo plazo. No han dejado crecer el árbol y siegan las raíces…
      Mi esperanza sois los que, como tú, pensáis y no aceptáis que otros lo hagan por vosotros.
      Un saludo y gracias, Vicent.

      Me gusta

  2. 15/12/2012 19:14

    No es un toro, sino un elefante torpe que ha entrado en el santuario de la educación, no más que una cacharrería para él, dispuesto a destrozarlo todo.
    El resultado de la apuesta deseducativa de Wert será el que muy bien apuntas: mayor dificultad de acceso a la educación, desigualdad, ignorancia, segregación, injusticia social. Mezcla todo esto y obtendrás el modelo de ciudadano que interesa a los gobiernos fascistas: acrítico, miedoso, fácil de engañar y someter.
    Aunque a veces tengo mis dudas, confío en que no se lo permitiremos.

    Me gusta

    • 16/12/2012 9:51

      Estos días pienso en Benedetti, al que tú recordabas hace poco en tu blog, y en su lúcida visión de la injusticia. En sus poemas, decía que el futuro hay que construirlo “a pesar de los ruines del pasado y los granujas del presente”.
      Estos granujas ultraconservadores han aprovechado esta estafa, llamada crisis, para acabar con la educación, y con la sanidad, y con la justicia… De todas las pérdidas, la educación será quizá la más difícil de recuperar. Empezaban a verse algunos frutos y habrá que volver a empezar en peores condiciones. Generaciones enteras afectadas.
      Confío en una juventud formada que plante cara a este despropósito y también en un profesorado comprometido que sepa que hay mucho en juego. Porque, sin una escuela pública fuerte, la democracia flaquea. Quizá es lo que quieren, como apuntas: un mundo “feliz” de seres alienados. No creen en la democracia, la usan para destruirla desde dentro y esta carga de profundidad es muy fuerte, algo parecido a un “golpe de estado” educativo. Pero ya no somos una sociedad tan dócil.

      Me gusta

  3. arantxa permalink
    15/12/2012 21:01

    Si, tornem al pasat, o aixó volen. A poc a poc ens estàn llevant els drets mes fonamentals… educació, justicia, dret d´informació, dret i llibertat d´expresió… dona por, pareix que a poc a poc estàn construint el camí per a finalment, quan ja no sapiguem reaccionar, donar el colp de gràcia. Estem masa quiets, com els alemans quan sols era que no podien sentarse ens aris en un banc al parc… no pasava res, no era tan important.. protestaren uns pocs i la resta va seguir el seu camí, i per ahí començaren, i tots sabem qué va pasar després. Necesitem moure més, alçar la veu, el pensament sense activitat ja no es prou… pero juguen en que la situació es la que és i que cadascú està intentan sobreviure en el seu xicotet mon, que el “tran tran” de cada dia estem pendents de sobreviure en la nostra familia i poc mes, no podem continuar així. Per cert, m´han dit que et diga que soc la mamá de Marc (i Pau).

    Me gusta

    • 16/12/2012 10:12

      “Quien avanza hacia atrás huye hacia adelante. Que las espantadas de los reaccionarios no nos cojan desprevenidos”, decía Antonio Machado.
      Esta espantada terrible que ataca los pilares del Bienestar nos ha cogido “ocupados” en lo que ellos han fomentado: una trampa económica que sólo nos hace más pobres y menos libres.
      Mientras nos afanamos por sobrevivir, perdemos derechos y nos acercamos a esa amenaza totalitaria de la que hablas. Hace tiempo que en Europa los populismos de extrema derecha triunfan. En Grecia, el siniestro Amanecer dorado-palabras hermosas que esconden terribles realidades-crece, dando alimentos a los desamparados por un Estado ineficaz. Sólo a los griegos,claro.
      Estoy muy de acuerdo en que indignarse no basta. Hay que actuar, y la acción debe trascender lo individual para que se unan las pequeñas bolsas de resistencia contra esta ofensiva que parece imparable. Nuestros hijos no se merecen el mundo que se vislumbra.
      Sabía ya-las señales que me enviabas eran claras- que eras la mamá de Marc(y Pau).”El pare” es muy generoso con sus amigos y un guía certero y sabio del que siempre aprendemos. Mi hijo también puede atestiguarlo.
      Tus hijos y tú tenéis una inmensa suerte con los padres.
      Un abrazo, Arantxa.

      Me gusta

  4. 19/12/2012 11:00

    Agustina: lo peor de todo es que la población está ya demasiado amansada. Sólo se enfada en casa o en el bar. Pero no sale a la calle. No como debiera. Fútbol y TV es lo único que interesa a los españoles. Debemos reconocer que este gobierno lo tiene bastante fácil para manipular, hacer y deshacer como quiera. Y es por culpa nuestra.

    Me gusta

    • 19/12/2012 12:10

      Mira Madrid, mira las manifestaciones en Valencia y por toda España. Mira la discapacitada encadenada que ha conseguido que la Consellera se “digne” acudir para hablar con ella. No debemos ser derrotistas, sino actuar. Si cada cual sale y no espera que lo hagan los demás, saldremos muchos. Y que no nos desanimen. Lo tendrán todo lo fácil que nosotros queramos. Se les puede hacer muy difícil. Porque están a nuestro servicio y no al revés.
      Los medios de comunicación no dan una visión “real” de la realidad, esa es la pena. Pero hay alternativos.

      Me gusta

Trackbacks

  1. Lo que hay que Wert « Contra los recortes en Educación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: