Skip to content

Arrebato

19/09/2012

 

De repente, miró sus manos gastadas.

Levantó la vista y vio en el espejo su falsa juventud comprada. La disonancia le hizo daño.

Ofendida, decidió cortarse las manos.

Imagen: “La gran guerra”, Magritte

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: