Skip to content

Nubes

26/03/2012


El mañana apareció por fin, nítido, ante sus ojos.

        Pero el ayer y el hoy hicieron sombra a la esperanza.

Imagen: fotografía de Fan Ho

4 comentarios leave one →
  1. Jadel permalink
    26/03/2012 12:45

    El retrovisor es un referente necesario, incluso imprescindible, para saber lo que dejamos atrás y lo que de allí puede venirnos. Pero conducir exlusivamente mirando el retrovisor te lleva irremediablemente a estrellarte, porque eres incapaz de fijar la mirada en lo esencial: el camino que tienes que recorrer.

    Me gusta

  2. Consuelo Allué permalink
    26/03/2012 15:29

    Pero poca sombra, una sombra muy poco convencida. Porque todo gritaba alrededor: ¡Viva el mañana, viva el mañana, ahí está, existe, es nuestro!

    Me gusta

  3. ana r permalink
    31/03/2012 12:16

    Mientras me quede algo a lo que agarrarme, no perderé la esperanza.

    Me gusta

  4. 31/03/2012 16:53

    Jadel, Consuelo, Ana:
    Me alegro de que el protagonista del microrrelato pueda leer vuestras palabras de ánimo.
    Seguro que sonríe.
    Porque creo que, a pesar de las nubes, siguió adelante. Siempre adelante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: