Skip to content

Contra la resignación

29/02/2012

El lúcido Ernesto Sábato parecía estar pensando en estas tierras cuando escribió palabras dirigidas a despertar los valores ciudadanos:

“Detesto la resignación que pregonan los conformistas, ya que no es suyo el sacrificio, ni el de su familia. Pienso con pavor en la posibilidad de que, como una enfermedad, la impunidad y la corrupción lleguen a instalarse en la sociedad como parte de una realidad a la que nos debamos acostumbrar”.

Hubo una época en la que esa enfermedad infectó esta sociedad dormida. El dinero fácil sustituyó al mérito, la desvergüenza a la honestidad y la corrupción a la honradez. Ni la ayuda a los más pobres se libró del saqueo descarado, como demuestra la detención reciente de dos altos cargos de la Generalitat por desviar dinero de ONG  a la compra de pisos. Sin complejos, ni conciencia.

Pero algo ha cambiado. El sábado miles de personas salieron a la calle en las tres provincias contra los recortes sociales y la política represiva del Consell. Más de 300.000, pese a las informaciones sesgadas de la prensa mercenaria. El artículo 21 de la Constitución nos ampara.

(M.Lorenzo)

 “Somos el pueblo, no el enemigo” es el lema revolucionario de una colectividad que ha empezado a despertar.

Porque la democracia es el gobierno del pueblo y por y para el pueblo. No un Gobierno que la usa para alimentar fastos indecentes, enriquecer amigos corruptos y pisar derechos de todos.

Pero no entra en las mentes chatas de esta derecha autoritaria que podamos pensar por nosotros mismos. Por eso nos ensucian y hablan de manipulación y manos negras donde sólo hay hartazgo y petición de justicia.

Les resulta difícil aceptar que ya no somos la España, en su mitad analfabeta, que 40 años de dictadura condenaron al rincón del progreso y se ocultaron con el fraude del desarrollismo. Un país con la sangre helada y el pensamiento yermo.

Les resulta difícil aceptar que la calle no es suya. La llenaron del brazo de obispos y políticos del PP, junto a la extrema derecha, en los cuatro primeros años de gobierno socialista. Pero ahora no soportan lo mismo contra ellos. Alentaron huelgas, desde González Pons a Cospedal, y ahora difaman a los sindicatos y llaman a “la responsabilidad” para dejarnos inermes.

No quieren verdades, ni las buscan porque no les gusta lo que ven. No soportan la realidad. Su prensa, casi toda por desgracia, la deforma. No quieren prensa crítica, y otro periódico ha caído en combate ayudado por una gestión empresarial nefasta: el diario Público.

(Medina)

Olvidan que internet da voz a mucha gente y que sólo la pierde el que se resigna a estar callado, como dice Ignacio Escolar. El artículo 20 de la Constitución lo ampara.

Pero no soportan la objetividad, acostumbrados a ser dogmáticos, autoritarios e impunes. La ejemplar RTVE es acusada de ser “la cadena amiga de los manifestantes”. Mientras, Canal 9, pagada por todos nosotros, amordaza a sus profesionales que no pueden informar de lo que ven y que ya se han rebelado contra la censura impuesta y el aquí no pasa nada.

Hoy, en toda España y en este País Valenciano que no soporta más mentiras, la gente, el pueblo que quiere un futuro, volverá a salir a la calle para decir a nuestros gobernantes que los hemos elegido para solucionar problemas, no para crearlos. Que están a nuestro servicio, y no somos sus lacayos. Que nuestros impuestos no son suyos, sino de la colectividad, y que deben rendir cuentas. Que la verdadera libertad viene de la capacidad de rebelarse contra los abusos que han sido y son muchos. Demasiados.

Que no nos cruzaremos de brazos mientras está en marcha un ataque frontal a derechos constitucionales porque, si lo hacemos, seremos cómplices de esta muerte de la democracia anunciada.

Cultura y educación han enseñado a muchos a pensar y a actuar. Somos ciudadanos hartos que tenemos fe en nuestra razón y no estamos vencidos.

Quizá sea hora de recuperar aquel poema del combativo Celaya que convocó en tiempos duros:

¡A la calle! que ya es hora

de pasearnos a cuerpo

y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo

6 comentarios leave one →
  1. ana r permalink
    01/03/2012 19:17

    ” Es hora de aullar porque si nos dejamos llevar por los poderes que nos gobiernan, y no hacemos nada por contrarrestarlos, se puede decir que nos merecemos lo que tenemos”
    José Saramago

    No pongo ningún comentario porque esta frase expresa muy bien todo lo que pienso sobre lo que estamos viviendo en estos días.
    Estupendo y muy valiente tu artículo. Un saludo

    Me gusta

    • 01/03/2012 21:29

      Genial , la cita de Saramago. Es uno de mis maestros y le dediqué una columna cuando murió . Un hombre íntegro. Pero nos quedan sus palabras.
      Creo firmemente que algo está cambiando. La injusticia nos hace aullar.
      Gracias, Ana, por esa hermosa cita. Saludos

      Me gusta

  2. pura permalink
    04/03/2012 11:25

    Añado a tus palabras i a las de Saramago estas de Vicent Andrés Estellés
    “No et limites a contemplar aquestes hores que ara vénen. Baixa al carrer i participa. No podran res davant d’un poble unit, alegre i combatiu.” – Vicent Andrés Estellés –

    Y la música de Obrint pas- La flama

    Me gusta

    • 04/03/2012 13:30

      Muchas gracias, Pura. Bienvenida a este pequeño rincón de las palabras. Continuaremos en la brecha siguiendo, también, los consejos de Estellés. ¡Que no nos quiten la alegría!

      Me gusta

  3. 06/03/2012 13:33

    Todo lo que está aconteciendo últimamente me pensar en un cierto paralelismo con la Ilustración y posteriores revoluciones burguesas. Naturalmente, ha pasado mucho de aquella época y es evidente que la sociedad ha cambiado, pero el parecido es innegable. España ha estado estancada durante muchos años en el analfabetismo y la ignorancia -política propia de los regímenes dictatoriales- la sociedad siempre ha permanecido en un eterno letargo en el que unos pocos, desde su particular Monte Olímpo, ha manejado las masas. Ahora ha cambiado, la “Razón” volviendo a ese paralelismo con la Ilustración, ha demostrado que la sociedad se está formando y está despertando de esa imperecedera noche de ignorancia que se negaba a ver alumbrar sol… la luz…

    Esto es el principio…y todo debe de empezar por un principio, confío que poco a poco se pueda conseguir todo aquello que es innegable para el ser humano y podamos desarollar una mejor sociedad, sin corrupción ni depravación personal.

    Bastante utópico ¿verdad? pero no por ello imposible…

    Un saludo muy fuerte, Agustina!!

    Me gusta

    • david permalink
      06/03/2012 17:41

      Muy cierto parece todo, pero sera verdad? todo sesgado desde el prisma que se utilice, unos lo utilizan azul, otros rojo, o mil colores mas… cual es la verdad?.
      Como ciudadano, tengo verguenza ajena de nuestros politicos… todos sin escepción.
      No quieren que pensemos, que tengamos ideas, que nos revelemos cuando nos parezaca que eso esta mal.
      Opinar es el dilema. y esto brilla por su ausencia,
      Cual es la verdad? dificil pregunta… que cada uno tiene que encontrar, pues intentaran llevarte a su terreno, azules, rojos, o mil colores mas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: