Skip to content

“Primavera valenciana”

22/02/2012

Poco ha tardado esta derecha autoritaria que nos gobierna en enseñar su cara represiva en Valencia. Ahora ya estamos también en el mapa triste de la violencia, además de en el de la corrupción.

Las imágenes de policías apaleando menores, jóvenes y ancianos, las fotos de cabezas abiertas, porrazos indiscriminados y ataques a ciudadanos, considerados “enemigos” por el jefe de policía, duelen en el alma democrática. Es como entrar en el túnel del tiempo. Evocan años tristes de una dictadura franquista que creíamos cerrada.

Nuestras autoridades dejan asomar su dogma integrista sin piedad. Durante días han justificado los abusos y sólo ayer tímidamente reconocen que puede haber algún error. Parecían querer sacarse una espinita que les duele desde el 15-M, al que nunca soportaron, y han menospreciado a una ciudadanía harta de abusos.

Porque los que nos dirigen vuelven a mentir sin piedad, a difamar y a acosar. Tan fácil les ha sido amordazar los medios y negar la evidencia que ya se ha convertido en un hábito para ellos.

(Fuente: EFE)

No son culpables los padres por no educar a sus hijos, como dicen sus medios afines. Ayer los jóvenes, amparados por la sociedad civil, demostraron en Valencia que libros, manos desnudas y palabra son sus armas, algo que parecen no entender nuestros gobernantes. Para la vergüenza de los acusadores y la de cascos, helicópteros, porras y escudos, están muy bien educados estos jóvenes.

No son culpables los profesores a los que difama la derecha ultramontana empezando por Aguirre y acabando por el presidente Fabra que los acusa de falta de espíritu de servicio por no aguantar y callar cuando ven recortados sus derechos. Ya nos gustaría que nuestro Consell tuviera un poco de ese espíritu de servicio al ciudadano y diera ejemplo de austeridad.

No son culpables los estudiantes que son víctimas inocentes de un saqueo sistemático desde la Generalitat del dinero de nuestros impuestos. Que se ven sometidos a condiciones indignas en sus centros de enseñanza. Que ven cercenado su futuro por recortes brutales y leyes laborales esclavistas que hacen los mismos que saquearon las arcas de esta triste Comunidad.

Pretenden justificar sus graves errores con mentiras. Las imágenes son claras y han recorrido el mundo. No son opiniones, son hechos.

Fuente: (REUTERS)

Los culpables de atentar contra el estado de derecho son policías violentos y los políticos ineptos que los mandan. Sólo saben reprimir a palos protestas pacíficas. No conocen el diálogo, acostumbrados como están a no contestar ni a los periodistas.

No nos quieren conscientes. Nos quieren tontos, desanimados y heridos. Con la cabeza abierta si es preciso.

Por eso atacan la enseñanza pública que forma espíritus críticos y lucha contra la ignorancia de todos los ciudadanos. No les conviene que estemos despiertos.

Pretenden formar esclavos consumidores, en vez de ciudadanos críticos, porque esos serán los contenidos de la nueva asignatura de Ciudadanía que pretenden implantar. El catecismo del buen capitalista consumidor.

Pero el pueblo aprende que está solo y que debe luchar por sí mismo. Tanto han tensado la cuerda de los abusos que empieza a romperse ya. Los jóvenes saben que los culpables están en otro sitio. En las cúpulas del poder corrupto y en una gestión nefasta de nuestro dinero. Mentir y manipular, hablando cínicamente de ajustes donde sólo hay hachazos a los derechos de todos, ya no sirve.

Esta ciudadanía ha empezado a decir basta y ha sacado músculo, como se vio, también, el domingo en manifestaciones en toda España. Esto no será una anécdota, como repiten para que nos lo creamos, porque lo que ocurre viene de lejos. El capitalismo salvaje y corrupto, sin nadie enfrente, puede fomentar desigualdades y dejarnos sin futuro.

Pero en Valencia se ha abierto una ventana a la esperanza. Una lucha contra los que han tomado al asalto este mundo triste que nos quiere esclavos.

Como decía el liberal Burke:

Llega un tiempo en que los abusos dejan de infundir respeto y miedo.

20 comentarios leave one →
  1. 23/02/2012 12:57

    Enemigos. Así es. Como narró, de forma admirable por cierto, Ray Bradbury en Fahrenheit 451, los libros pueden ser una de las mejores armas para luchar contra el poder opresor. Para muestra, este botón. Esperemos no llegar a ver la quema de libros…

    Los corruptos dirigentes del PPSOE saben de sobra que los estudiantes de la Primavera Valenciana y los líderes (por denominarlos de alguna manera) del movimiento 15M tienen a los libros por banderas y armas. Y eso, evidentemente, convierte a dichos objetos y a sus portadores en enemigos. Así que no veo ningún error (lingüísticamente hablando) al emplear dicho término. Saludos!

    Me gusta

  2. 23/02/2012 13:00

    Otra cosa, bien diferente, es lo asqueroso que nos pueda parecer que la policía llame enemigos a grupos estudiantiles desarmados y pacíficos. Ahí sí que está muy mal empleado el término. Como siempre, todo depende de cómo se quiera ver e interpretar algún hecho…

    Me gusta

    • 02/03/2012 12:15

      José, no me gusta el lenguaje bélico en nadie. Sugiere violencia.
      Mira las acepciones de enemigo:
      2. adj. Dicho de una persona o de un país: Contrarios en una guerra. U. t. c. s. m.

      ¶ MORF. sups. irregs. enemicísimo, inimicísimo -p. us.-.

      3. m. y f. Persona que tiene mala voluntad a otra y le desea o hace mal.

      4. m. Conjunto de personas o de países contrarios a otros en una guerra.

      5. m. En el derecho antiguo, hombre que había dado muerte al padre, a la madre o a alguno de los parientes de otro dentro del cuarto grado, le había acusado de un delito grave, etc.

      Es mejor usar la 1ª acepción: 1. adj. contrario (‖ que se muestra completamente diferente).

      Y, en la policía, que está para garantizar nuestra seguridad, me gusta menos aún.
      ¡Cuánto evitaríamos si se portaran como servidores públicos! Ellos y los políticos que los mandan.

      Me gusta

  3. 23/02/2012 13:29

    Días como hoy el nombre de tu blog hace gala a la situación que se está viviendo y a las medidas que se deberían de emplear y que los estudiantes están claramente empleando. Nos queda la palabra.

    Efectivamente; la palabra. Los estudiantes han usado sus mejores armas: los libros y las palabras, y han sido injuriados, calumniados, maltratados y heridos. Los estudiantes de los centros públicos han demostrado fuerza, valor y coraje para salir a la calle y pedir de forma digna lo que quieren y a los que se han sumado cientos de personas de otros sectores afectados. Ha sido denigrante tener que ver la actuación policial y tener que decir “ soy valenciano y está pasando aquí” Ahora puedo decir que “soy valenciano y estoy orgulloso de ello por la reacción de la juventud valenciana”.

    Qué mejor forma de manifestarse que con libros en la mano, demostrando la fuerza del intelecto y de la razón… demostrando que ellos son el futuro y no esa rancia ideología que nos gobierna. Una democracia no sólo se basa en el derecho a voto, también en el derecho a la libertad de expresión y… ¿ qué está pasando? ¿llegará un día en el que se tendrá que decir que con Franco se vivía mejor?

    Se debe de luchar por lo que se quiere y que mejor forma que mediante la palabra y el respeto.
    Por muy frío que sea el invierno siempre le sigue una floreciente primavera

    Saludos, Agustina!!!

    Me gusta

    • 02/03/2012 12:18

      Gracias, Vicente. Perdona el retraso en contestar. Hermosa tu metáfora de la esperanza.
      Siempre hay que luchar con la palabra y sin violencia. Lo contrario descalifica y da razones a los que ensucian las protestas.
      Saludos

      Me gusta

  4. 23/02/2012 15:32

    ¡¡Enhorabuena!!

    Merecéis un 10 en actitud y unos versos de… ¿Salinas, por ejemplo? Bueno, tú eliges (mi repertorio es escaso en comparación con el tuyo… y te recitaría a JK Igerabide, pero aún no me he puesto a traducir).

    Un puñado de besos infinitos (a ver si os ayudan a luchar al lado de los libros).

    Me gusta

    • 23/02/2012 19:42

      Gracias joven soñadora. Por vuestros sueños lucharemos lo que haga falta. Nos hacéis sentir renovados.
      Ah, y traduce cuando tengas tiempo porque me temo que no lograré leer esos versos sin tu ayuda.
      Besos y libros…No hay enemigo posible.

      Me gusta

  5. ana r permalink
    23/02/2012 17:16

    Soy una fiel oyente de esta sección en radio Gandía, y sólo decirle a Agustina que todo lo que dice, es lo que a mí me gustaría decir, pero no sé expresarme bien, por eso, espero con ansia los miércoles para escucharla y aplaudirla. Es un orgullo para Gandía tener un mujer tan sabia .

    Me gusta

    • 23/02/2012 19:24

      Muchísimas gracias, Ana. El orgullo es mío por tener oyentes y lectoras como tú. Y te expresas de maravilla.
      Un saludo afectuoso.

      Me gusta

  6. ana r permalink
    24/02/2012 14:38

    Aquí os dejo una cita de Homero que me parece se adecúa bastante con la actitud que están tomando nuestros jóvenes con todo lo que está pasando en Valencia y en el resto de la comunidad. Espero que os guste.

    “Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”

    Me gusta

  7. 24/02/2012 19:51

    ¿Qué más se puede decir? Como siempre, excelente tu artículo. Hoy hemos conocido los motivos por los que, según parece, los policías se vieron obligados a cargar contra los “violentos enemigos” que les acosaban a las puertas del instituto. Entre otros, a uno de ellos le agredieron con una mochila, a otro le mordieron en la pierna, y a un tercero le trataron de robar la gorra mientras forcejeaba con un estudiante. ¡Tendrán poca vergüenza!
    Pero tienes razón, con su actuación desproporcionada, digna del régimen fascistoide que parece que nos quieren imponer, han conseguido algo muy interesante: despertar a miles de adolescentes y a muchos profesores del “letargo social” en el que habían caído.

    Me gusta

    • 28/02/2012 17:49

      Gracias, Juan Pedro. Abierta la ventana de la esperanza, será difícil que la cierren con barbarie. Hay mucha gente formada e informada.

      Me gusta

  8. notodovale permalink
    25/02/2012 0:22

    muchas gracias por fin Valencia prende mecha a la ilusión y la esperanza , a la denuncia del abuso de poder que con mano maquiavelica se realiaza para meter miedo y dominar a quien por orgullo solo le queda la palabra y el pensar.

    Me gusta

  9. 26/02/2012 19:49

    En Valencia se dan las condiciones para la tormenta perfecta: http://www.josealbertodiazestebanez.com/?p=181

    Me gusta

    • 02/03/2012 11:45

      He leído atentamente el artículo que enlazas y quiero comentarte algunos aspectos. Perdona la extensión. Argumentar lo exige.
      Afirmas que las manifestaciones no son estudiantiles. En su origen fueron una protesta de estudiantes ante la injusticia que padecían. Te aseguro que conozco a los estudiantes de instituto y saben pensar por sí mismos e incluso son muy responsables.
      Pareces seguir la estela de los que no las conocen de primera mano. Yo he asistido a ellas y puedo asegurarte que eran y son estudiantes, amparados por la comunidad educativa en pleno, desde padres a profesores de Primaria, Secundaria y Universidad. No sé cómo puede no considerarse “estudiantes” a los alumnos universitarios y a los de FP. Sólo desde la mala fe pueden afirmarse ciertas cosas. Incluso los trabajadores de la cadena “pública” Canal 9 se han rebelado contra la manipulación informativa.
      Afirmas que hay políticos responsables, y lo comparto, porque la policía sigue órdenes. Precisamente, se pide que esos políticos dimitan y reconozcan sus errores. No solamente no lo hacen, sino que acusan a los demás de sus equivocaciones.
      Te “sonroja” la denominación “primavera valenciana” ¿Por qué? ¿Qué extraño mecanismo se activa cuando se habla de rebelión ciudadana contra la barbarie? No sólo con tiros se reprime a la gente. A los valencianos de bien esta denominación sólo nos remite a la esperanza de una contestación ciudadana efectiva ante los largos abusos que tú reconoces y citas al final de tu artículo. Supone el despertar de un largo letargo.
      Me parece muy peligrosa la frase: “se ha intentado formar la tormenta perfecta”. El “se” convierte en agente a un ser fantasmal que está detrás de todo. ¿Quién parece que mueve los hilos? En tus comentarios a la entrada afirmas: “y algunos quieren que ocurra” ¿No crees que hay una ciudadanía activa y un sector educativo en esta Comunidad que es capaz por sí solo – y ya lo fue estos años atrás- de enfrentarse al acoso y derribo de lo público? ¿No nos consideras capaces de pensar por nosotros mismos? No crees que “prenda la mecha” pero este pueblo está más que harto.
      Por último, y esencial, no comparto que estos hechos no sean importantes. “Los hay mucho más trascendentes”, dices. ¿Qué hay más importante que la educación? Educar es crear futuro y luchar contra la exclusión. Ser educador es la más importante tarea social en estos tiempos. Y de ella dependen muchas cosas. No habrá futuro sin educación. Pública, por supuesto, que es la única que iguala a todos.
      Quizá lo que no quieren algunos que se sepa es que luchamos por la educación pública que durante dieciséis años de gobierno del PP en la Comunidad Valenciana se ha ido despreciando, acosando y destruyendo en una labor indecente a favor de la privada concertada. Esto es el resultado, no una “anécdota” cualquiera. Pero no les servirá. Este pueblo está informado y creo que ya no se deja manipular más.
      Un placer poder intercambiar opiniones. El diálogo sólo enriquece.
      Saludos.

      Me gusta

      • 18/03/2012 12:34

        Te agradezco no sólo que hayas leído mi modesta opinión, sino que te hayas tomado la molestia en contestar tan extensa y argumentadamente mi artículo. Sin duda -por cercanía- tienes más datos que yo de forma directa de lo que allí ocurrió (perdón por utilizar el verbo en pasado, porque tengo la impresión de que hay que ponerlo en presente: sigue ocurriendo y está latente). Pero la distancia también da perspectiva y permite hacer una valoración más global. Te aseguro que no hago una interpretación maniquea de buenos y malos, sino un intento de reflexionar y hacer reflexionar de hacia dónde vamos. Un cordial saludo.

        Me gusta

  10. kiko permalink
    30/03/2012 13:34

    Amics!! @Pellikana em compost una cançó que parla dels incidents de València, dedicada als alumnes del IES Lluís Vives. Disfruteu-la!!!!!!!

    http://grooveshark.com/#!/s/Ha+Esclatat+La+Primavera/4xXMGr

    Me gusta

Trackbacks

  1. La difícil primavera de la enseñanza « Nos queda la palabra | El blog de Agustina Pérez
  2. No es libertad, es clasismo | Nos queda la palabra | El blog de Agustina Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: