Skip to content

Liberación

12/02/2012

***

Cuando despertó, su conciencia ya no estaba allí.

Pintura: Daniel Cobes

10 comentarios leave one →
  1. Olora Té permalink
    13/02/2012 11:17

    Qué bueno! Lástima que no se pueda hacer un comentario tan breve y tan fantástico como el hipermicro-relato.
    Otra opción: Sí, era cierto, cuando despertó el capitalismo ya no estaba allí.

    Me gusta

    • 13/02/2012 12:39

      Tu opción, querida Olora, es una utopía necesaria. La mía, una constatación de que la realidad es cruel.
      Ojalá, y quiero creerlo, triunfe tu versión. Sólo tenemos que confiar en nuestra fuerza.

      Me gusta

  2. 13/02/2012 20:14

    Y aún no he entendido, animal racional y libre, si la conciencia me da libertad o me la quita. Me lo tendrás que explicar en algún microrelato fantástico de estos. Aunque, de momento, creo que prefiero la conciencia esclava que ser inconscientemente libre.

    ¡Bravo! Y unos pocos besos.

    Me gusta

    • 13/02/2012 21:33

      Me temo que me pides explicar lo que yo tampoco entiendo. De todos modos, el milagro de la escritura es que saca cosas que ni tú conoces.
      Bravo por esa elección valiente.
      Muchos besos. No se te estarán acabando, ¿verdad?
      Y muchas gracias.

      Me gusta

      • 15/02/2012 10:18

        Yo prefiero ser consciente de la realidad siempre, por muy oscura que ésta sea. Sin conciencia no hay capacidad ni posibilidad de reacción. Y creo que eso es lo que está pasando, por desgracia, en nuestra sociedad. Libertad y democracia? Estamos a años luz de alcanzarlas… :( Saludos!

        Me gusta

        • 15/02/2012 12:55

          Lo malo es que los que actúan sin conciencia -sin complejos- nos pueden hacer mucho daño. Son conscientes sin conciencia. Depredan sin remordimientos que es lo que mantiene la decencia. En ese tipo de sujetos estaba pensando al escribir el microrrelato. Se sienten liberados para actuar sin cortapisas. Y también en quienes no actúan porque se “liberan” de la responsabilidad y la obligación de hacerlo
          Para enfrentarse a ellos hay que tener consciencia y conciencia. La libertad de todos empieza por la de uno mismo, y ser consciente de la realidad es el primer paso. Aunque duela.
          No hay que desanimarse. Nos quieren así: desanimados y tristes.
          Un saludo, José.

          Me gusta

  3. 15/02/2012 23:02

    Su conciencia ya no estaba allí…únicamente quedaban los vestigios de todo aquello que una vez creyó pensar…vivivr…soñar…

    Magnífico, Agustina. Me encantan tus microrrelatos.

    Un saludo muy fuerte!!!

    Me gusta

    • 16/02/2012 13:40

      Muchas gracias por tus palabras, Vicente. Me encanta ver cómo los lectores hacen suyo el microrrelato. Vuestras interpretaciones lo enriquecen.
      Un saludo.

      Me gusta

  4. Antonio Arjona permalink
    28/02/2012 21:03

    Ya no estaba a su lado. Se había situado frente a ella y observándola atentamente le recordaba que había que empezar a actuar sin demora. Éste era el momento.

    Ana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: