Skip to content

La “vergüenza” del presidente

25/01/2012

Habla el presidente Fabra de “vergüenza de todos” aludiendo a las fotos de alumnos con mantas en nuestros institutos.

Y, escuchando sus palabras, pienso en la dignidad de esos alumnos y su manera de denunciar el hecho de pasar frío frente a la indignidad de los gobernantes del Consell que nos han llevado a esta situación tras 16 años de poder y despilfarro.

Porque esto es sólo el final de un largo camino de infamias que ha degradado la enseñanza pública en esta Comunidad y que, ahora, hasta amenaza a la concertada que ha sido su protegida.

No, señor presidente, no es eso sólo lo que nos avergüenza a los valencianos.

Es ver cómo se corta la luz en los centros porque ustedes no pagan hace ocho largos meses, cómo no hay tizas, ni folios, ni profesores de sustitución, ni edificios dignos.

Comprobar cómo nos han ido hundiendo en un pozo oscuro mientras las ocurrencias de sus consellers, como la del chino mandarín, nos convertían en el hazmerreír de España entera. Ocurrencias que han sido judicialmente anuladas.

Nos avergüenza ser la Comunidad con más fracaso escolar. Y no por falta de profesionalidad ni por culpa de la ley de educación, sino por falta de medios e interés por su parte.

 Mientras Asturias baja seis puntos su porcentaje de fracaso, un 10%, nosotros lo elevamos y estamos en un vergonzoso 40%. Quizá por eso se niegan ustedes a pasar las pruebas PISA que no pueden controlar.

Nos avergüenzan las cargas burocráticas absurdas del profesorado que le restan tiempo a la enseñanza. El ninguneo y el acoso por parte de los inspectores nombrados por su Gobierno a dedo y convertidos en comisarios políticos.

Nos duele el desprestigio social alentado por el lenguaraz Rus que nos insulta y amenaza y es absuelto por sus jueces.

Nos abochornan los barracones de la infamia durante años y años. Los colegios con goteras recién inaugurados construidos por la opaca CIEGSA. Un pozo siniestro donde se enterró nuestro dinero y que usted ahora cierra tras inyectarle más fondos y que nos costará 92 millones de nuestros ya subidos impuestos.

Nos avergüenza un expresidente en el banquillo, su relación de amistad con presuntos delincuentes, sus conversaciones sobre regalos carísimos y caviar mientras nosotros damos clase en condiciones que incumplen su propia ley de Salud Laboral.

Nos avergüenza oír a la directora del Beato Carmelo del Real de Gandia decir que tiene 173 euros en la cuenta del colegio mientras usted da millones a Ecclestone y pagará la carísima escultura de Carlos Fabra.

Desatender la educación es un suicidio colectivo. Su degradación ahondará las desigualdades y la marginación. Aumentará la pobreza económica y social porque atenta contra la tolerancia y la convivencia. Quien no invierte hoy en educación lo hará mañana en policías y seguridad.

Tenga por seguro que los profesores compensarán con calor humano y dedicación el frío de sus recortes y la injusticia de sus presupuestos.

Tenga por cierto que seguiremos trabajando por lo que creemos y luchando por cambiar las cosas. Nosotros no tenemos que avergonzarnos.

Y, si no quiere avergonzarse más, pida perdón por tantas y tantas ofensas que su partido y el saqueo de las arcas públicas nos han infligido.

Las dignas mantas de los alumnos son vergüenza para su Gobierno y para los trajeados en coches de lujo que nos han llevado a esto. No para los valencianos.

8 comentarios leave one →
  1. 25/01/2012 15:18

    Excelente entrada, Agustina! Espero que a más de uno / a le caiga la cara de vergüenza. Aunque tengo muy claro que no lo van a reconocer públicamente jamás. Felicidades!

    Me gusta

  2. 25/01/2012 17:42

    Coincido con la felicitación de José. Aunque es difícil añadir nada a lo dicho y a hechos tan sumamente vergonzosos que hablan por sí solos no está de más echar un vistazo al mapa del frío en los centros públicos valencianos. Escalofriante (literal).

    Me gusta

  3. 26/01/2012 12:41

    Muchas gracias a los dos.

    No, José, coincido en que no lo reconocerán. Tampoco en privado. Y no reconocer el error es persistir en él.

    Se siente frío en el cuerpo y en el alma al ver ese mapa que enlazas, Pau.
    Sangriento que coincida con el mapa de la corrupción, el pelotazo urbanístico y la depredación de la costa que nos han traído aquí…Nuestro frío es consecuencia de sus saqueos del dinero público.

    Mi esperanza radica en gente como vosotros, que, además, os habéis educado en la escuela pública.

    Me gusta

  4. Mª Carme Girau permalink
    26/01/2012 22:18

    Magnífica, Agustina !! Felicitats !!

    Me gusta

  5. Sabora Té permalink
    27/01/2012 17:11

    Aunque, en lugar de escribir bajo mi nombre en tu blog, querida Agustina, casi prefiero aparecer con mi nombre, Consuelo Allué Villanueva. Hoy sí. Si yo estuviese todavía por tierras valencianas, iría a clase con una manta. Incluso por la calle. ¿QUé pasa? Esas mantas son símbolo de dignidad y valentía.
    Y que no se acaben las mantas ni las ganas de luchar.

    Me gusta

Trackbacks

  1. La “vergüenza” del presidente Fabra « Profesor Precario en la Comunidad Valenciana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: