Skip to content

Celebraciones tristes

08/12/2011

Poco hay que celebrar este diciembre negro y esta semana en la que los torpes líderes europeos se proponen celebrar la enésima cumbre para “refundar” Europa.

La Constitución que votamos ilusionados hace ya 33 años está herida. Como Cristo, fue vendida en agosto por un acuerdo ideológico ultraliberal disfrazado de economía.

¡Qué pena que, en apenas unas horas, se pusieran de acuerdo los dos grandes partidos, demostrando que se puede hacer cualquier cosa si el dinero lo manda!

El déficit ahora es sagrado, y lo más grave es que se anteponen intereses de la deuda a los derechos de todos los ciudadanos.

 Como afirma J. José Téllez:

“Cualquier día los próceres se sentarán en una mesa camilla y borrarán con típex las palabras libertad, salud pública y gratuita, educación igual para todos. O derecho a reunión para que los indignados sólo puedan acampar con los brazos en alto y el carnet en la boca”.

Todos los días, en todo el mundo las redes mediáticas sustituyen la realidad por una gran mentira, como dice John Berger. Nos hacen creer que la vida es una mercancía y sólo quienes pueden comprarla la merecen.

Esas redes nos ocultan la verdad de un auténtico “golpe de estado financiero” que se ha operado en Grecia e Italia y que amenaza extenderse. Sus gobernantes electos han sido sustituidos por banqueros-tecnócratas impuestos. Estos presuntos salvadores han sido asesores de los bancos que ocasionaron esta crisis, como Goldman Sachs. Y el Banco Central Europeo está dirigido, también, por otro exdirectivo de la misma entidad. Uno de los mayores negocios de este banco es especular con los alimentos. Nada le importa provocar hambrunas letales en países pobres.

Los lobos cuidan a los corderos y les piden educadamente que acepten perder derechos logrados en siglos de lucha a cambio de nada. Si acaso sudor y lágrimas. Porque habíamos intentado vivir mejor de lo que nos corresponde, extender los derechos humanos, desterrar la caridad para sustituirla por justicia, limar diferencias. ¡Qué osados fuimos!

El ultraliberalismo furioso ataca, y los países enteros están indefensos. Nadie se salva. Nos han engañado. Las medidas de ajuste perpetuarán la crisis por un largo tiempo. Ellos ganan.

Afirma el filósofo Habermas:

“Lo que está en peligro ante el torbellino financiero no es sólo el euro. Se trata de la democracia misma”.

Cada vez parece más claro que una ofensiva coordinada contra el estado de bienestar está en marcha y lo arrasa todo. Y en España le han dado las llaves para hacerlo.

Para resistir estos tiempos hay que mirar a quienes fueron capaces de andar en la noche. Como Gramsci, que tanto luchó por lo que ahora nos arrebatan. El menos dogmático de los pensadores de la revolución, según Berger. El niño doliente que desde los cuatro años sufrió terribles dolores en la columna. El tenaz niño que hacía diariamente ejercicios con dos piedras para fortalecerla. El pobre niño que trabajaba 10 horas diarias y lloraba por la noche de dolor para volver a trabajar mañana.

El hombre encarcelado que no conocía a su hijo y le contaba cuentos por carta.

El preso que se ataba a la esperanza de la que decía que era un asunto largo.

El enfermo que murió seis días después de ser liberado y que nos dejó esta hermosa frase para superar tiempos oscuros en los que los derechos se pisotean :

“Pesimismo del espíritu, optimismo de la esperanza”.

One Comment leave one →
  1. 08/12/2011 19:28

    Buenas tardes, Agustina.

    Son las personas como Gramsci las que demuestran que la muerte no vence cualquier obstáculo, es decir, él murió pero su pensamiento, ideología, lucha…todavía siguen patentes en la realidad. Una realidad tal vez lejana pero no absurda, tal vez se necesite luchar y romper esa “hegemonía” existente entre grandes partidos o grandes “personas” que manejan los hilos de este mundo de igual modo se manejan los hilos de una marioneta, pero nada es imposible con una sólida y buena base para saber qué hacer en cada momento y que sea siempre lo más cercano a lo correcto.

    Un saludo muy fuerte, Agustina :)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: