Skip to content

Literatura como resistencia

06/11/2011

 

            “Escribo para protestar. Para intentar poner un poco de orden en este mundo que me llega de manera caótica y desordenada, pero también escribo para destruir el falso orden con que se presenta, a veces, la realidad.”

Son palabras del novelista  Claudio Magris.

La literatura es hoy mucho más que un lujo diletante. Es una necesidad vital de agitación en este mundo apático en el que nos hacen conformistas. Y mucho más, si es época de elecciones.

La excesiva información de los medios nos llega envuelta en lenguajes falsos al servicio de poderes político- económicos que mezclan vilmente lo público y lo privado.

Los valores públicos: justicia, bien común, diálogo o libertad son colectivos. Producto de la razón y el consenso generoso que nos permite vivir juntos y avanzar. Los privados: amor, pasión, amistad o religión son sentimentales e individuales. No deben confundirse nunca.

Si la pasión se mezcla con la justicia, se transforma en venganza.

Llamar libertad de expresión al desahogo visceral y al insulto soez la convierte en vileza, pues ataca la dignidad del otro. Si los intereses privados y religiosos interfieren en el bien común, atentan perversamente contra la convivencia de todos.

Identificar diálogo y consenso con debilidad y rendición supone no creer en los valores democráticos. La razón pública se nubla hoy, interesadamente, con el sentimiento privado y nos impiden pensar.

La literatura nos enseña a ser inconformistas con  las palabras para aprender a serlo con los hechos, dice Emilio Lledó. Puede ayudarnos a salir del fuego interesado y adormecedor.  Nos enseña valores privados forjados en la duda, el deseo y el sentimiento que nos lleven a entender mejor los derechos públicos.

Si permitimos que otros dicten nuestros valores, dejaremos de ser personas. El pensamiento se nutre de libertad,  no de consignas.

En el Orlando furioso de Ariosto, luchan un hechicero y una valiente amazona a lomos de corceles voladores. El arma del anciano hechicero es sólo un libro. Pero un libro tan poderoso que sólo la traición de la amazona logra abatirlo. No hay arma que pueda vencer, lealmente, a la magia de la palabra verdadera.

En esta época,  según  Lledó:

“Nunca ha sido más arrolladora la maquinaria para crear alienación y aniquilar. Conformarse es perder, en parte, la forma propia para sumirse, liquidarse, en la ajena.”

Formarnos supone adquirir nuestra propia forma. Libremente.

Leer y escribir puede ser una dulce venganza contra las afrentas manipuladoras de la vida diaria.

2 comentarios leave one →
  1. 06/11/2011 21:41

    Buenas tardes, Agustina.

    Una persona es libre cuando en su mente posee la capacidad de imaginar otros destinos a los que está atada. La literatura ayuda al entendimiento de la razón, es decir, a abrir la mente mucho allá a lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día…a salir de la inopia… A través de ella, podemos huir de la ignorancia y la falsedad y ser nosotros mismos quienes forjemos nuestros destinos sin necesidad de ser aconsejados y guiados por “otros” que manipulan nuestras mentes. ¿no fue este el origen de la Ilustración? La capacidad de poder pensar por nosotros mismos y alcanzar nuestros sueños a través del esfuerzo…la lectura, la cultivación de la mente…

    Leyendo y teniendo un criterio propio ( pero propio, no guiado por intereses de otras personas) se puede llegar a ser realmente libre.

    Un entrada magnífica, Agustina, como siempre me tienes acostumbrado.

    Un saludo muy fuerte!!!

    Me gusta

    • 07/11/2011 11:22

      En eso consiste la formación. El estudio, la lectura…permiten a las personas construir su pensamiento, aprender que hay mundos nuevos, hacerse a sí mismos. Por eso es tan importante la tarea del maestro. Hacer que el alumno encuentre su camino. El criterio se adquiere poco a poco: comparando, conociendo, rechazando, admitiendo…
      La cultura levanta a la persona del suelo y la humaniza.
      Los libros son ventanas al mundo que nadie podrá cerrarnos. Por eso los dictadores los queman y censuran.
      Un saludo y ánimo con los exámenes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: