Skip to content

Presentimiento

21/10/2011

 

ea107ade44a75bed9b263bddbb43a8d6

 

Sus pensamientos bullían inquietos. Sentía algo extraño en su cuerpo. Tenía la impresión de que aquel día sería diferente.

Salió a la calle y el aire fresco pareció aliviarlo.

Pero caminaba nervioso no sabía muy bien por qué.

El coche derrapó al volver la esquina.

Antes de caer al suelo por el brutal impacto, sólo alcanzó a escuchar un chirrido de frenos.

 

 

One Comment leave one →
  1. Ana Cardona permalink
    03/12/2011 18:01

    Siempre he pensado que merece la pena arriesgarse. Vivir intensamente cada minuto y luchar por aquello que amamos y deseamos. Tu relato me sirve de estímulo para seguir intentándolo. Agustina, gracias.

    Antonio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: