Skip to content

Presentimiento

21/10/2011

Aquel día sería distinto. Sus pensamientos bullían inquietos. Sentía algo extraño en su cuerpo. Salió a la calle y respiró aliviado.

El coche derrapó al volver la esquina.

Sólo alcanzó a escuchar un chirrido de frenos.

One Comment leave one →
  1. Ana Cardona permalink
    03/12/2011 18:01

    Siempre he pensado que merece la pena arriesgarse. Vivir intensamente cada minuto y luchar por aquello que amamos y deseamos. Tu relato me sirve de estímulo para seguir intentándolo. Agustina, gracias.

    Antonio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: