Skip to content

De sueldos, pecados y delitos

08/10/2011

Dice el señor Rus, presidente de la Diputación de Valencia, que su sueldo -mayor que el del presidente de Gobierno, Zapatero, y que el del presidente de la Generalitat- no debe ser más reducido, sino que, sencillamente, se deben subir los sueldos de los que están por encima de él. Sin complejos.

La presidenta Cospedal sube el sueldo a sus asesores, mientras recorta profesores, no paga a las viudas y a las farmacias y pide austeridad… a los otros, claro.

Supongo lo que deben pensar, al escucharlo, los casi 600.000 parados que hay en la Comunidad Valenciana, o los funcionarios castellanomanchegos que aceptaron a regañadientes que sus sueldos fueran rebajados el año pasado y que ven ahora cómo siguen reduciéndose sus pagas extras y sus complementos. Por no hablar de la modificación al alza de sus horas de trabajo.

También se descubren, ahora, los sueldos de los directivos de Telemadrid, un órgano al servicio de la manipulación informativa pagado con dinero público.  Si hubiera dependido de ellos, no los hubiéramos sabido nunca. La prueba es que Esperanza Aguirre oculta su sueldo. Por eso le cuesta llegar a fin de mes…Y es “pobre de pedir”, según sus propias palabras. ¿Cinismo o desvergüenza?

 Todos superan los 100. 000 euros. Una minucia…

Canal 9, la televisión al servicio de la manipulación informativa en Valencia -objeto ya de una tesis doctoral sobre la desinformación-, tiene una deuda que equivale al total del dinero resultante de la congelación de las pensiones.

Los directivos de la CAM -que ha perdido en el primer semestre del año 1.136 millones de euros- se van de ella cobrando cantidades que a los mortales nos marean: el predecesor de Amorós,  última directora de la CAM, Ricardo López Abad, se prejubiló el pasado julio y recibió 5,8 millones de euros brutos -casi mil millones de las antiguas pesetas-. La ambiciosa Amorós, junto con su jefe, Crespo, saquearon la caja de manera descarada.

Su castigo ha sido la prejubilación de oro.

Los directivos de las cajas estaban al servicio de intereses políticos y jugando con nuestros ahorros. En Valencia, hemos pagado y pagaremos los delirios de grandeza de Zaplana y Camps. Ruinosos negocios como Terra Mítica pagados con los ahorros de todos.

Hasta la Directora gerente del Instituto para la Discapacidad en Valencia, IVADIS, tiene la desfachatez de subirse el sueldo un 30%. Cobra ya casi como el presidente Fabra. ¡Por qué voy a ser yo menos! , pensaría.

Mientras, en el IVADIS no hay ni material para el aseo de los usuarios. Los empleados cobran tarde y los proveedores también, cuando lo hacen.

Claro, que ya están acostumbrados a que les priven de su dinero. Desvían subvenciones a la cuenta del administrador.

Novacaixagalicia ha pagado jubilaciones por un total de 40 millones de euros. No ha querido ser menos en esta fiesta.

En Galicia, mientras tanto, se recortan servicios públicos y hasta se enorgullece de ello su presidente Feijoo.

¿Seguimos? ¿Cuántos casos más debe de haber?

¿Les parece justo que se recorten médicos y profesores y se ataque, descaradamente, sólo lo público con la excusa de que vivimos tiempos de crisis?

Crisis. ¿Para quién?

Sólo una nota final.

Médicos de Cataluña están dispuestos a operar gratis por la tarde.

Profesores de Madrid están dispuestos a hacer una huelga a la japonesa para recuperar las horas perdidas con los alumnos.

Ninguno de los implicados en los ejemplos citados al principio se ha mostrado dispuesto a devolver lo esquilmado. Tampoco se les ha pedido responsabilidades.

Amorós incluso pretende denunciar ante los tribunales que le impidan cobrar. ¿O debemos decir seguir riéndose de todos nosotros?

¿Alguien duda todavía de las  razones de los indignados?

2 comentarios leave one →
  1. 08/10/2011 17:30

    Demoledor.
    Reconocer que estamos en una época de ajustes y que hay que hacer esfuerzos no quita que no haya que perder de vista la necesidad de repartir este esfuerzo de la manera más equitativa posible. Están pagando los que menos tienen…

    Me gusta

    • 09/10/2011 11:02

      Siempre las duras para los mismos. El liberalismo a palo seco, sin algún tipo de política fiscal solidaria, aumentará el riesgo de exclusión social. Parece que hablar de impuestos duele, sobre todo si se toca a los que más tienen. ¿De dónde cree la gente que sale el dinero público del Estado, de las autonomías o de los ayuntamientos?
      El estado de bienestar peligra, pero creo que no es tanto por falta de dinero como por el mal uso del que hay en aventuras varias…y del fraude fiscal generalizado.
      Es sangrante comprobar que la mayoría de los impuestos los pagan los trabajadores que declaran hasta una media de 7000 euros más al año que los empresarios y autónomos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: