Skip to content

Campañas electorales

14/04/2011

Confieso que, ante las campañas electorales, mi primera reacción es la de huir a alguna isla desierta con un libro en la maleta y esperar el día de meter mi voto en la urna.

Lo que debería ser sano contraste de ideas se ha disuelto en esta sensación de espectáculo vacuo, cuando no sucio, en el que algunos pretenden convertirlas.

La palabra como bastión de la libertad ha desaparecido casi de los discursos. Se ha convertido en arma agresiva, en insulto descarado, en ataque al contrario.

Los debates, que podrían ser argumentaciones enriquecedoras, son encorsetados monólogos de bustos parlantes moderados por periodistas contadores de minutos. El político está más pendiente del tiempo que del razonamiento. Del titular posible antes que de la exposición. Véase como ejemplo el de Canal 9.

Eso, cuando el candidato se digna cumplir con su obligación de servicio al ciudadano y acude a los medios. Cuando responde a las preguntas, pues para eso se hacen, y no huye por la puerta de atrás para eludir su responsabilidad. Camps no acudió al debate de la SER en Valencia y tampoco lo hizo la candidata del PP en Elche. Nos ofenden a todos cuando no contestan.

El periodismo es un acto de servicio, no de servilismo dice T. Eloy Martínez. Pero hoy es difícil mantener la independencia. La crisis permite extorsionar conciencias, la precariedad convierte al empleador en amo y la libertad se resiente.

Debemos ayudar al periodismo honesto. Hay en marcha una campaña de firmas para hacerlo: sinpreguntasnocobertura. Porque la democracia se adelgaza cada día.

Las televisiones sirven lo que los partidos les mandan. No eligen libremente imágenes. La propaganda sustituye a la información.

 El pasado día 3 se entregaron en Valencia los premios a la Libertad de Expresión.

De Gregorio, periodista italiana que recibió uno de ellos, denunció que Berlusconi  duerme e hipnotiza a los italianos a través de sus medios serviles. En ellos se repite la mentira de que todos los políticos son iguales y que la política es corrupta.

Podemos extender sus palabras a esta Comunidad Valenciana. De 44 licencias de TDT, 42 son de medios afines al PP. Poco margen de libertad queda cuando se parte de condiciones tan escandalosas de desigualdad. Libertad sin igualdad es una farsa en la que prima la ley de la selva. La corrupción y el dinero han sustituido a la censura. Son más sutiles. El dinero se ha convertido en un fin y los valores en los de la Bolsa.

 El pasado lunes se organizó un cara a cara entre los dos candidatos con más posibilidades de lograr la alcaldía. Los periodistas cumplieron su misión de manera impecable, aunque encorsetada. Pudimos oír contraste de ideas, de personalidades. Se admitieron preguntas de colectivos y periodistas. La versión televisada es incluso más elocuente. Porque los gestos también son importantes.

Bienvenidas sean iniciativas como esta que permiten al ciudadano pensar y decidir. Con ellas, se sosiegan las ganas de huir y se acerca el deseo del poeta García Montero de que las campañas no nos conviertan en peores personas.

Porque la sucia demagogia sólo moviliza el rencor.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: