Skip to content

Asalto a la escuela pública

16/02/2011

En el estado actual de acoso y derribo de logros sociales la escuela pública peligra de modo alarmante. Gran Bretaña e Italia ya han anunciado recortes brutales en la Universidad, por no hablar de EE UU donde la educación pública ya es residual y se pretende yugularla aún más en nombre del ahorro.

La excusa es el dinero, pero en realidad es un modo de callar el pensamiento libre y de impedir que la educación llegue a todos. Y paradójicamente se hace en nombre de una falsa libertad, la de los neoliberales.

En España, podemos tener una idea bastante aproximada de lo que sucederá a tenor de las políticas educativas de Madrid y Valencia donde gobiernan esos mismos ideólogos.

Se ha reducido drásticamente el presupuesto educativo que ya era inferior a la media de la UE. 2.000 millones de euros han volado en los dos últimos años. Parece que aumentar la productividad vía educativa no preocupa demasiado a pesar del tirón de orejas de la UE que ha denunciado que un 30% de estudiantes españoles no acaba la ESO. En Valencia somos campeones, llegamos al 40%.

El modelo de la riqueza fácil basada en la construcción atrajo de modo malvado a jóvenes sin formación que han sido los primeros en pagar las consecuencias de la crisis. Ahora están en paro y sin cualificación y no parece que nuestra Consellería vaya a aumentar las plazas formativas. Todo lo contrario. Se reducen, se ajustan plantillas y se restringe el presupuesto educativo público mientras se aumenta el concertado. Así nunca seremos competitivos. Nunca lograremos crear capital humano.

La mejor política social es la educativa y la mayor ayuda a la productividad es una buena red de guarderías. Todo lo contrario de lo que se hace en Valencia donde encontrar una plaza pública infantil es tarea imposible. Sólo 33 de las 642 que existen son públicas. El precio es de 400 euros por mes y se potencia la educación privada vía bonos pagados con dinero público. Aun así, pagar 300 euros no está al alcance de cualquiera. ¿Es eso libertad para todos o siempre para los mismos?

En esto, Gandia es modélica y tiene una red envidiable de Escoletes pagadas por el Ayuntamiento socialista con dinero del plan Zapatero no de la Generalitat. También Extremadura, donde más del 70% de las plazas las gestiona la Administración y el precio es de 70 euros de media.

Hay modos diferentes de gestionar tiempos de crisis y está más que claro cómo lo hacen unos y otros. Si algo bueno tienen las autonomías gobernadas por los neoliberales es que demuestran en la práctica lo que harán si llegan al poder en el Estado.

No me extraña que Rajoy no entendiera su letra a la hora de hablar de propuestas para ayudar a los jóvenes. Quizá tuvo miedo de leer lo que le escriben. Quizá era demasiado fuerte reconocer que los recortes serán brutales y que lo peor está por venir como ha ocurrido en Gran Bretaña.

Educar es templar el alma para las dificultades de la vida, decía Pitágoras. Los jóvenes del mañana ni siquiera podrán tener ese consuelo si les negamos la educación.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: